9 may. 2013

Recorrido por la arquitectura contemporánea de Extremadura. Parte I.



Estación de autobuses del Casar de Cáceres. Justo García Rubio
Me encanta viajar; no me importa el medio de transporte, sólo una maleta (mientras más pequeña mejor) y un camino por recorrer. Sin embargo, muchas veces tenemos verdaderas maravillas cerquita y no las conocemos. ¿Por qué? Puede que pensemos que podemos ir en cualquier momento, pero lo cierto es que el trabajo, la rutina y diversas obligaciones nunca nos dan ese momento para poder hacerlo. El caso es que llevaba tiempo queriendo visitar algunas de las obras de arquitectura contemporánea de Extremadura y nunca encontraba la ocasión. El otro día me puse a buscar algún viajecito para este puente pero era demasiado tarde y muy caro, entonces pensé "blanco y en botella". Fue un sólo día y Extremadura es demasiado bonita y grande para tan poco tiempo, sin embargo, si pasas por esta maravillosa tierra, la mía, no dudes en parar aunque sea un ratino.

La ruta fue muy sencilla; primero pasamos por el Casar de Cáceres para ver la estación de autobuses, después fuimos a Malpartida de Cáceres donde visitamos el museo Vostel que nos deslumbró no sólo por sus obras sino por la belleza del lugar donde se encuentra, seguimos hacia Cáceres una ciudad preciosa en la que además se come muy bien y muy barato y, por último, de camino a casa pasamos por Mérida en la que para vuestra sorpresa no fuimos al Teatro Romano, porque era un recorrido de arquitectura contemporánea y porque al ser de muy cerquita de Mérida sí conozco muchos de los edificios actuales y antiguos de la ciudad, así que nos pasamos por la Factoría Joven. Como veis faltan muchísimos edificios en este viaje, por eso esta sólo es la primera parte de una serie de viajes por mi Extremadura, espero que la lista crezca.

Estación de autobuses del Casar de Cáceres. Justo García Rubio
En el Casar de Cáceres, la estación de autobuses del arquitecto Justo García Rubio consiste en una lámina de hormigón blanco nace del pavimento de hormigón natural, sirve de cubierta para los autobuses, se pliega y forma el cascarón para el bar; con un solo trazo se resuelven las necesidades del edificio, un único y elegante trazado que hace de esta estación de autobuses una obra de arquitectura contemporánea digna de ser visitada. No se trata de una estación de una gran ciudad, por el contrario es una estación pequeña situada entre un colegio y una guardería, un juego en movimiento para las nuevas generaciones. 
Cuando accedes al lugar en coche la primera impresión es "guau", cómo se pueden hacer cosas muy interesantes sin necesidad de tener entre manos una obra de dimensiones magnánimas. Después, sumergida en mis delirios habituales pienso "este señor se estaba comiendo una torta del Casar, mete un colín en el queso y hace el mismo trazado"...  pero, como he dicho, son delirios propios :).

Embarcadero del Museo Vostell
Muy cerquita del Casar de Cáceres se encuentra Malpartida de Cáceres, un pueblo situado en el paraje espectacular de Los Barruecos. Nos dirigimos directamente al Museo Vostell fundado por Wolf Vostell, descubridor de Dé-coll/age, padre del Happening en Europa e iniciador del movimiento Fluxus y del videoarte. El museo es una antigua fábrica de lanas que ha sido rehabilitado respetando el edificio original, de modo que se conservan las carpinterías, estructura, molinos, objetos típicos del tratado y la elaboración de lanas... Sorprende la obra de este artista en un lugar como este, sin embargo, Vostell estaba en lo cierto al unir su obra con la naturaleza y el paisaje de Los Barruecos; seguro que disfrutó mucho viendo como los ciudadanos se acercaban a su obra. 
La imagen superior es del embarcadero del museo. A ella se accede desde la primera sala del recorrido museístico, el cambio de un lugar a otro es una experiencia magnífica pues jamás puedes imaginar que esta maravilla está al otro lado, es pasar de una obra estridente y reivindicativa, estudiosa de las tecnológias del momento a la más absoluta tranquilidad y pureza. Magnífico contraste.
 
¿Por qué el proceso entre Pilatos y Jesús duró sólo dos minutos?. Wolf Vostell.
En la imagen  superior podemos ver esta escultura de carácter permanente instalada en el jardín. Una gran pieza de 16 metros de altura titulada "¿Por qué el proceso entre Pilatos y Jesús duró sólo dos minutos?" (1996), conformada por el fuselaje de un avión ruso Mig-21, dos automóviles, monitores de ordenador y tres pianos. El uso de instrumentos musicales frente a objetos procedentes de la tecnología naciente y creciente del siglo XX es una constante en su obra.

Casco Viejo de Cáceres
Después de nuestra iniciación en el mundo del movimiento Fluxus fuimos a la ciudad de Cáceres, también muy cerca. Cáceres es pasear por sus calles, cerrar los ojos e imaginar que te has teletransportado varios siglos atrás en el tiempo.  

Pero también podemos encontrar arquitectura contemporánea en esta ciudad de cuento. Sin ir más lejos, la rehabilitación de la Plaza Mayor fue finalizada días antes de la Semana Santa de 2011. Cabe decir, que esta celebración tiene mucho arraigo en la ciudad. Los arquitectos Asunción Rogríguez Montejano, Francisco Pol y Antonio Antequera Regalado son los autores de esta intervención que con la frase "Esto no es una plaza" abrazan un espacio en el que unifican los diversos lugares y situaciones existentes. Según los propios arquitectos "... un proyecto de "plaza de plazas", constituido por un gran espacio central diáfano, legible, y claramente delimitado, al que acometen los que antes fueran espacios residuales, reconvertidos en lugares con personalidad propia y escala más humana, con una función protagonista y diferenciada..." 
De este modo tenemos los siguientes espacios: la Plaza de Verano, el Foro de la Música y el Muro Activo. Además, los soportales contienen barecitos donde poder comer o tomarse un café; nosotros comimos en un restaurante algo escondido que nos habían recomendado y luego nos tomamos un café tranquilamente en una terraza a mano derecha subiendo las escaleras que dan al Arco de la Estrella, las vistas de la Plaza son fabulosas, así da gusto tomarse un café!!

Hotel Atrio. Mansilla y Tuñón
El Hotel Atrio de Mansilla y Tuñón lo vimos desde fuera, esta es una imagen hecha desde una ventanita en la cara posterior. El contraste del patio interior con la fachada exterior es palpable, es como si hubieran creado un oasis moderno en una ciudad medieval. 

Factoría Joven. Mérida. Selgascano
De camino a casa pasamos por Mérida, me hubiera gustado ir al Templo de Diana del arquitecto José María Sánchez García, sin embargo, por cercanía pasamos por la Factoría Joven de Selgas Cano y la verdad que nos encantó. Estaba lleno de chavales patinando y cuando entramos lo primero que nos pidieron fue el DNI, además se aseguraron de que no sacáramos fotos donde salieran los menores de edad. Se que esto no forma parte de la arquitectura, pero me gustó mucho que llevaran ese control y no puedo terminar el post sin comentarlo. El edificio se concibe como una gran carpa abierta sustentadas por plantas ovaladas que contienen diversas funciones. Os recomiendo el blog ecococos si queréis saber más del edificio.

Factoría Joven. Mérida. Selgascano
Fin de la primera parte. Pronto más y mejor.


+ Fotografía: Ángeles Benítez Aranda
+ Plaza Mayor de Cáceres
+ Complejo deportivo El Anillo en Granadilla, Cáceres.
+ Estación de autobuses del Casar de Cáceres.
+ El templo de Diana, Mérida
+ Factoría joven, Mérida
+ Palacio de Congresos de Badajoz
+ Hotel Atrio y Plaza Mayor, Cáceres

+ Palacio de Congresos de Mérida

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...